sábado, 18 de diciembre de 2010

Mi Familia (The Kids are All Right)

Año: 2010.
Género: Comedia dramática.
País: Estados Unidos.
Duración: 106 minutos.
Dirección: Lisa Cholodenko.
Intérpretes: Annette Bening, Julianne Moore, Mark Ruffalo, Mia Wasikowska, Josh Hutcherson.

"Jules y Nic son una pareja que tiene 2 hijos: Laser y Joni , ambos concebidos por inseminación artificial. La tranquila vida familiar que llevan se verá alborotada cuando los chicos encuentren a su padre biológico, Paul, y lo inviten a formar parte de sus vidas."

Creo que todos, alguna vez, pensamos que nuestra familia es una gran bola de problemas e infortunios, y siempre está el comentario de una madre que alega que esta familia es un desastre y '¿qué van a pensar los otros de nosotros? Lo curioso es ver como una familia atípica (vamos, ¿qué es lo típico hoy en día?) como la que forman Jules y Nic y sus dos hijos Joni y Laser, éste último que piensa que sus familiares y su modo de vida es totalmente extravagante y en cierto modo incorrecto por tener dos madres, construye una trama en la que los problemas a afrontar son los que bien podría tener cualquier clan familiar, ya sea con padre y madre, o con madres y padres por partida doble. Ése es el objetivo primordial de The Kids are All Right, una soberbia comedia dramática que nos muestra que la familia es lo primero, siempre, y que los problemas no discriminan bajo ningún concepto ni elección sexual.

 Creo que la primera escena describe perfectamente el aire que la directora Lisa Cholodenko y el otro guionista Stuart Blumberg le aportaron a este cuarteto particular: una cena familiar en la cual todo transcurre apaciblemente (como cualquier otra familia), se discuten temas y se empieza a formar los carácteres de todos: Nic es la que lleva los pantalones en la casa y trae la comida a casa al final del día, aunque todo tiene que salir como ella quiere; Jules, por otro lado, es la que se queda en casa, es tierna y pacífica, un alma de la naturaleza. Joni es la hija de Nic, y es el vivo calco de su madre: con dieciocho años es muy inteligente, respetuosa y a un paso de irse a la universidad; Laser, el hijo de Jules, tiene quince años y está en plena adolescencia anárquica: hace lo que quiere, cuando quiere, apoyado en su amigo Clay, un tiro al aire. Esta atmósfera aparentemente perfecta cambiará cuando los chicos indaguen y descubran quién fue el donador de esperma; así, descubren que su padre es Paul, un tipo filántropo y naturista que no tardará mucho en atreaer a los cuatro integrantes de la familia de diversas maneras, algunas más profundas que otras.

 Lo que sigue es nada más y nada menos que el desarrollo de este conflicto, que traerá aparejado más de un inconveniente para todos los involucrados y una demostración absolutamente sobrecogedora de buenas actuaciones. De no saber ni conocer absolutamente nada de Annette Bening y Julianne Moore, diría que son una pareja de lesbianas hecha y derecha; sus actuaciones son memorable, sencilla y directa, sin caer en el esterotipo de la lesbiana masculina ni nada: dos mujeres que se aman y quieren pasar el resto de sus vidas juntas. Creo que Bening me llegó más profundamente, pero Moore tiene su contrapartida. El tercer adulto es Mark Ruffalo, al que el papel le quedó muy bien pintado pero no es tan brillante como las dos féminas de turno. Los hijos de la pareja son Laser, un Josh Hutcherson tierno y correcto, y Joni, con una Mia Wasikowska que impacta por la veracidad con la que interpreta a una joven cansada de ser la chica buena y que las decisiones sean tomadas por su madre.

 La película no necesita jugadas tomas visuales ni nada: la dirección de Cholodenko es más que simplista y sólo le hace falta una historia bien contada y actores de talla grande; puede ser que se extralimite con el uso de una banda de sonido totalmente indie para resaltar la independencia del proyecto (aún asi, hay temas muy buenos) Hay más drama que comedia, pero el momento de la charla entre las madres y su hijo debido a que éste anduvo husmeando en su dormitorio es simplemente hilarante. Hay una sensación muy madura de acercarse a esta historia, y nada parece surreal, incluso las candentes y orgánicas escenas de sexo, que pueden sonrojar hasta el más pétreo espectador por su veracidad.

 The Kids are All Right es una demostración de que con una historia actual y potente, más terriblemente buenas actuaciones, se puede hacer una película grandiosa, respetuosa y coherente. Una vez más, no importa que tan diferente pueda parecer una familia, todas son iguales y con los mismos problemas, al fin y al cabo.

 

Calificación: A

2 comentarios:

Tomas dijo...

Me gusto bastante esta pelicula, creo que su simplesa es lo que mas llama, las actuaciones son de gusto, no quede muy convencido con el hecho de que el personaje de Julianne Moore se involucre con el de Mark Ruffalo, creo q era innesesario, no se no me convencio. Mia Wasikowska es todo un hallazgo, es increible lo que esta mujer puede dar, Annette Bening es brillante, otra que Meryl Streep y Josh Hutcherson esta correcto, lo quiero ver en papeles mas jugados, creo que tiene potencial, en este papel esta correcto.
Linda pelicula, muy llegadora en ciertos temas.
Tomas

MM Martin Morales dijo...

Gran película del 2010. Un saludo Luck.