miércoles, 4 de enero de 2012

Las aventuras de Tintin: El secreto del Unicornio

Año: 2011
Género: Aventuras.
País: Estados Unidos - Nueva Zelandia.
Duración: 107 minutos.
Dirección: Steven Spielberg.
Intérpretes: Jamie Bell, Andy Serkis, Daniel Craig, Simon Pegg, Nick Frost, Toby Jones.

 "El curioso e insaciable joven periodista Tintín y su leal perro Milú descubren que la maqueta de un barco contiene un secreto explosivo. Arrastrado por un misterio centenario, Tintín se encuentra en el punto de mira de Ivan Ivanovitch Sakharine, un diabólico villano que cree que Tintín ha robado un valioso tesoro vinculado a un cruel pirata llamado Rackham el Rojo. Pero con la ayuda de Milú, el mordaz y cascarrabias capitán Haddock y los torpes detectives Hernández y Fernández, Tintín viajará por medio mundo, siempre yendo un paso por delante y siendo más astuto que sus enemigos en una persecución para hallar el lugar donde finalmente descansa 'El Unicornio', un navío hundido que puede contener la clave de una cuantiosa fortuna... y de una antigua maldición.

Desde alta mar hasta la arena de los desiertos del norte de África, cada giro inesperado arrastra a Tintín y sus amigos a niveles más irrefrenables de emoción y peligro, demostrando que cuando alguien se arriesga a perderlo todo, no existen límites para lo que pueda llegar a hacer."

  Agradezco a Cinescondite por la oportunidad de ver la película en función de prensa.

Si hace unos años me hubieran dicho que el Rey del Entretenimiento, Steven Spielberg, se uniría al neozelandés Peter Jackson para un proyecto en conjunto animado, no lo hubiera creído. Teniendo a Tintin delante mío, admito que la dupla funciona y, combinando los mejores expositores del cine de aventuras de ambos directores tenemos en Las Aventuras de Tintin un film de lograda calidad que representa una historia de aventuras rimbombante y con varias pizcas del incombustible Indy Jones.

 Hasta este mismo momento, conocía la existencia de Tintin pero nunca jamás se me había ocurrido leer una de sus historietas. No era que no me interesasen... pero sí, no me interesaban. Al entrar a la sala de cine, sólo conocía la historia del intrépido periodista por los avances y ya; no voy a decir que descubrí un mundo nuevo al completo, sino que es una agradable mescolanza de diversas aventuras con muchas influencias Spielbergianas y Jacksonianas, sin ir más lejos, las tremendas escenas de persecución que le hacen honor al nombre de estos dos directores. Estos guiños al cine de estos dos grandes no es copia ni nada parecido, sino como un propio homenaje a las películas de Jones, a las increíbles corridas en King Kong de Jackson y más; también está la presentación inicial de créditos, que me hico acordar inmediatamente a la vista en Atrápame Si Puedes, de Steven.

 La historia y el guión, a cargo de Steven Moffat (Doctor Who), Edgar Wright (director y guionista de las excelentes Shaun of the Dead y Scott Pilgrim vs. The World) y Joe Cornish (Attack the Block), todos provenientes del Reino Unido, le aportan un aire europeo a la trama bastante palpable; será por eso que mucho a los americanos no les ha gustado y sí ha explotado los mercados europeos (no olvidemos que el creador de Tintin, Hergé, era belga) La historia que se dearrolla en Tintin es bastante básica, siendo una aventura que se mueve de un punto A a un punto B y luego a C siguiendo diferentes pistas y el camino de los villanos también, pero no por eso se le quita el hecho de que durante todo su metraje resulta entretenida. Spielberg no haría una película de aventuras que no fuese entretenida, no entra en sus cánones sino.

 Técnicamente, Tintin es impecable: imaginen la calidad de animación visual de Monster House y de El Expreso Polar juntas; ahora, amplíenla por diez y tienen el resultado de Tintin. Sé que esta tecnología de captura animada puede resultar un poco extraña de ver a los ojos de uno como espectador (échenle la culpa a ese efecto llamado uncanny valley) pero las expresiones captadas de todos los personajes son fabulosas y casi casi reales. Pensé que los movimientos se iban a ver un poco ralentizados, poco humanos como es un clásico en este tipo de películas, pero me resultaron fluidos y reales. La calidad, impresionante, y un verdadero punto para Steven en su primera incursión en territorio animado.

 Las voces de los personajes, una vez que descubran quienes son, están fantásticas a cargo de los irreconocibles Jamie Bell, Andy Serkis y Daniel Craig, estos dos últimos haciendo un trabajo tan supremo que sus voces no se distinguen para nada. Serkis, con el magnífico trabajo hecho en Rise of the Planet of the Apes y acá debería ganarse la nominación ya para la carrera a los Oscars este año.
 Y claro, no podía faltar la usual colaboración con el compositor John Williams, que hace un trabajo correcto con la música, que acompaña interesantemente a este aventurilla del periodista del jopo colorado.

 Las Aventuras de Tintin se planteo como una trilogía, aunque su destino queda por saberse a la espera de la recaudación mundial del film; tomandola por separado, Tintin es una destacada aventura animada con escenas de acción desenfrenada, personajes bien construidos y graciosos y que apunta a una (o varias) secuelas. Esperemos que lo logre, porque es entretenimiento de calidad para toda la familia.


Calificación: B+