viernes, 11 de octubre de 2013

Gravedad (Gravity)

Año: 2013.
Género: Drama - Ciencia Ficción - Thriller.
País: Estados Unidos - Reino Unido.
Duración: 91 minutos.
Dirección: Alfonso Cuarón.
Intérpretes: Sandra Bullock, George Clooney.


"La Dra. Ryan Stone, una brillante técnica en medicina,se encuentra en su primera misión espacial con el astronauta veterano Matt Kowalsky, a cargo de su último vuelo antes de retirarse. No obstante, la caminata espacial, al parecer de rutina, termina en catástrofe: la nave se destruye dejando a Stone y Kowalsky completamente solos y a la deriva girando en la vasta oscuridad.
El silencio ensordecedor les dice que han perdido toda conexión con la Tierra...y toda oportunidad de ser rescatados. Cada bocanada de aire se lleva el poco oxígeno que les queda a medida de que el miedo se transforma en pánico. Sin embargo, el único camino a casa puede ser zambullirse en la aterradora inmensidad del espacio."


A veces siento que las películas de Alfonso Cuarón - amén de la tercera Harry Potter - nunca tuvieron accesibilidad suficiente para con el público, y por consiguiente no revientan la taquilla como deberían. Con Gravedad , sin embargo, creo que finalmente se hará justicia por mano propia, gracias a que el nuevo proyecto del director mexicano es, digamos, lo suficientemente mainstream como para atraer a las masas, y también una joya de la cinematografía moderna que será recordada durante un largo tiempo, además de dejar en claro, cual advertencia, que el cine tiene nuevos estándares para superar.

Amo y señor de los planos secuencia, Cuarón nos regala en los primeros minutos de Gravedad un trayecto de paz sostenida. La misión de reparación de la doctora Stone y el veterano Kowalsky da el puntapié inicial para empezar a conocer a los dos personajes que se verán en toda la película - al resto apenas podemos escucharlo en radiocomunicaciones-. El riesgo inminente de la chatarra espacial a grandes velocidades se hace presente de un momento a otro, y la odisea de Ryan Stone comienza. Es imposible detenerse y tomar una bocanada de aire durante cada uno de los momentos más explosivos de Gravedad. El guión de Cuarón y su hijo Jonás tiene pequeñas válvulas de escape para recuperar el aliento, pero las situaciones que se suceden empujan al límite a la protagonista, y con ella al mismo espectador, indefenso ante la lúgubre infinidad del espacio exterior. No es un film de terror, pero se lo podría considerar tranquilamente si uno le tiene miedo al vacío absoluto.

La tarea de Sandra Bullock es para los libros. Luego de un vapuleado trayecto fílmico, 2013 la encontró pisando territorio firme, primero con la entretenidísima comedia The Heat y ahora con ls contrucción de una Ryan Stone tan humana como vulnerable. El viaje que transita, uno que contiene en su núcleo el verdadero significado de la palabra Supervivencia, es para rememorar durante décadas. La fuerza que transmite, incluso en los momentos más oscuros del film, deja entrever el mejor trabajo en la carrera de una actriz muy querida, quien tiene una fuerte chance para los próximos premios Oscars. Si el personaje de Bullock es la inexperiencia espacial pura, el Matt Kowalsky de George Clooney es la voz de la razón y la calma, un contrapeso ideal que le permite a Bullock contornear los caracteres de su doctora. A pesar del caos silente que se sucede alrededor de ellos, Kowalsky se mantiene alerta y calmado, trasmitiendo comandos en la voz de un gracioso y sensible Clooney.

 Me debo un visionado más en 3D para poder apreciar la profundidad que Alfonso le insertó a su película, pero lo que no se puede soslayar es la fotografía de Emmanuel Lubezki, quien corre con bastante ventaja para llevarse un Oscar en 2014 con su emocionante composición del espacio tan realista como aterradora. ¿Puede ser que haya imágenes que sean hermosas y escalofriantes al mismo tiempo? Al ver Gravedad se darán cuenta de que existen, y que Lubezki y Cuarón lograron plasmarlas en pantalla con un nivel de veracidad inaudito. No por nada captaron la atención de James Cameron, quien dijo que era la mejor película del espacio que se había hecho en la historia. Hasta cierto punto, estoy muy de acuerdo con el tío James.

Debo remarcar también la banda sonora de Steven Price, demoledora por donde se la mire - o escuche, si vamos al caso -, de gran ayuda durante las escenas más tensas o las más sensibles del film.

Muchos podrán quejarse de la simpleza que contiene la trama de Gravedad , pero en base a esa misma austeridad en el guión es que Alfonso Cuarón puede llevar a cabo una bomba de precisión dodne cada pieza encaja a la perfección, sin detenerse más que para expandir el factor humano en la tragedia.
Si de algo podemos estar seguros, es que la serenidad del espacio nunca fue más devastadoramente hermosa y cruel.

Calificación: A