miércoles, 31 de diciembre de 2014

Lucksaw's 2014 Infinite Playlists

Con cada año que pasa, cada vez más me siento un académico de Hollywood, eligiendo qué entra y que no entra en mi ránking anual, que película tuvo más mérito que otra, cuál se destacó más, cuál me generó más emociones que otras, y así sucesivamente. El 2014 llegó y se fue tan raudamente que no nos dimos cuenta de que estamos a escasas horas de despedirnos de él para siempre. Los directores de siempre volvieron a sorprendernos con gratas sorpresas, y nuevos han ingresado a la lista de seguimiento cercano que les haremos en el futuro.

 Esta vez, elegí hacer las cosas bien y a falta de una lista, tenemos tres. La primera reúne un puñado de películas que quizás nunca se estrenen en las salas comerciales, o se han estrenado aquí y allá, pero que el público las encontrará mayormente con la ayuda de Skynet y su internet y valen la pena su mención. La segunda es una especie de limbo, un Purgatorio que se crea cuando películas premiadas del año 2013 llegaron a las salas en 2014, y hay tanto material para elegir entre ese trío de meses que son Enero/Febrero/Marzo que se merecen una lista propia para celebrarlas. Por último, la tercera lista es el Top Ten per se aquellas películas que tuvieron estreno comercial mundial en 2014, y podemos decir a ciencia cierta que son los ejemplos a seguir de este año que se escapa. Una diminuta aclaración que hago es que algunas películas que considero netamente de 2014 tuvieron estreno limitado las últimas semanas de 2013 y se expandieron como se debe a más tardar el mes de Enero, así que las considero como películas del 2014.

 Sin más preámbulos - que ya tuvieron suficiente - ¿les parece comenzar?



 Menciones Especiales

 Número 5 - Willow Creek: Con la idea en mente de hacer una Blair Witch Project pero con el mito del Hombre de las Nieves, el actor devenido en director Bobcat Goldthwait se marcó una película pequeña, que tarda bastante en arrancar, pero cuando lo hace, quita el aliento con una escena en particular, la noche en la carpa, donde los que sugiere es mucho peor de lo que uno podría ver. Muchos la pasarán de largo y la desestimarán diciendo No pasa nada en ningún momento pero el mayor miedo es aquello que se siente pero no se ve, y Bobcat basa su película en eso, y de paso, se divierte un rato a costa de sus atemorizados protagonistas.

 Número 4 - Starry Eyes: El precio de la fama cobra un nuevo y macabro significado en este film de suspenso psicológico que se desbalancea un poco en su tramo final, pero que comporta una imaginería visual particularmente escabrosa en este ascenso al estrellato que tiene a la maravillosa Alex Essoe en el centro.

 Número 3 - Big Driver: En 2014 hubo, mínimo, tres adaptaciones de historias de Stephen King y lejos la mejor es Big Driver, un telefilm que estrenó Lifetime en Octubre. Bajo la dirección de Mikael Salomon, María Bello toma las riendas en la historia de una escritora de novelas de misterio que se topa con una situación que la lleva al borde de la muerte y, al salir de ella, buscará venganza. Bello está fantástica y fresca como la autora en desgracia, y la trama destila puro aroma King. Una pequeña joyita que no hay que dejar escapar.


Número 2 - Snowpiercer: La lucha de clases nunca tuvo un camino tan recto a seguir, ni tampoco tan sinuoso al mismo tiempo. Un excelente elenco, liderado por Chris Evans y una irreconocible Tilda Swinton conforma este viaje a toda velocidad increíble e impredecible por llegar al frente del tren que transporta los últimos remanentes de una humanidad en penumbras. Inteligente, feroz, violenta, es una pena que no haya llegado a los cines porque Bong Joon Ho trazó un film de culto.


Número 1 - The Babadook: La australiana Jennifer Kent se marcó un tanto importante, ya que el mismo director de The Exorcist William Friedkin marcó a su debut como la película más terrorífica de todos los tiempos. Friedkin exageró, pero algo de razón tiene: The Babadook no es lo que uno espera en materia de terror, pero ofrece un espeluznante cuento de miedo que se anima a explorar los lugares oscuros de ser padre. Con un protagónico fabuloso por parte de Essie Davis - quien debería tener un guiño en los Óscar, pero nunca le llegará - The Babadook es inquietante y deja una sensación a flor de piel escabrosa.


 2013/2014 Mash-up

 Número 10 - Frozen: El giro que nadie vio venir de parte de Disney. Tras años y años de adoctrinar a las masas ingentes de niños de todo el mundo - yo inclusive - en el maravilloso mundo de las princesas y príncipes, finalmente llegó Frozen para cambiarlo todo. Utilizando la plantilla usual de personajes, la película animada trió por la borda varios clichés que la factoría venía presentando década tras década en pos de nuevos valores, mucho más acordes con los tiempos que corren. Eso, y que el film es precioso, nos presentó al encantador Olaf, y nos dejó a todos cantando Let It Go durante mucho tiempo, casí convirtiéndose en un himno. ¡Buen cambio, Disney!


 Número 9 - Saving Mr. Banks: ¿Quién hubiese dicho que el génesis de Mary Poppins tendría en su epicentro a un personaje tan descarnado como entrañable como la señorita P.L. Travers? Imposible no enamorarse de ella y de Walt Disney, ambos interpretados magistralmente por los inmensos y adorables Emma Thompson y Tom Hanks, epítomes de los buenos vecinos, esas caras que con una sonrisa le alegran el día a uno. La tragicomedia de John Lee Hancock tiene más de un momento agridulce que desestabiliza, pero la gracia del film es llorar de alegría, y vaya si lo hacemos con esa maravillosa escena al ritmo de Let's Go Fly a Kite.

 Número 8 -  Philomena: Otra feel good movie como la anterior, pero aún más cruenta y avasallante, que toma varios temas agudos y juega un juego de malabares asombroso, sin nunca pasarse de la raya. Una trama anclada en un misterio que intentan resolver los personajes de Judy Dench y Steve Coogan en cándidas interpretaciones, llega fuerte, golpea duro, y deja pensando.


 Número 7 - Ida: Vuelve el blanco y negro, vuelve la sombra del Holocausto, vuelve el viaje de autoconocimiento. Podría ser un abuso de clichés, pero en Ida lo que importa es el viaje y no el destino. Debo admitir que empaticé más con la desgarrada y alcohólica figura de la tía de la protagonista que con la muchacha resguardada y silente que le da el título al film, y también destaco que la narración de Paweł Pawlikowski esboza más de lo que dice, haciendo partícipe al espectador más que simplemente espectar.


 Número 6 - L'inconnu du lac: La película del francés Alain Guiraudie mide los límites del control, con un protagonista que sabe que lo que está por hacer está terriblemente mal, pero lo hace de todos modos. Un misterio que se entremezcla con una excitante y calurosa locación son los puntos álgidos de este provocador film que promete una cálida discusión post-visionado.


 Número 5 - La Grande Bellezza: La primera idea que se le me cruzó al terminar la película es querer sacar un pasaje y visitar Roma de inmediato. Mas allá del gran servicio turístico que le hizo Paolo Sorrentino a la ciudad, la historia de la decadencia de los altos círculos de la noche italiana a través de los ojos del desgastado Jep Gambardella es sublime, con muchos toques de humor y tragedia.


 Número 4 - Dallas Buyers Club: Cuánto dolor y cuánta esperanza nos demostraron este año dos fabulosos personajes, encarnados por los ganadores del Óscar Matthew McConaughey y Jared Leto, en una demoledora película que retrata la virulencia de una enfermedad tan rabiosa como el SIDA, y también la desidia con la que algunas farmacéuticas y el gobierno tratan a sus pacientes. Uno se acerca a la película por las increíbles transformaciones de sus protagonistas, y se queda por la angustiante historia.


 Número 3 - The Wolf of Wall Street: La bacanal que se mandó Martin Scorsese con la vida de Jordan Belfort es alucinante y excesiva pero con todas las razones para serlo. El tío Marty demuestra que a sus setenta años tiene más fuego interior que muchos otros directores jóvenes y le exprime otro excelente papel a Leonardo DiCaprio, quien se entrega en cuerpo y alma a este corredor de bolsas cuyo motivo de vida es la palabra más.


 Número 2 - La Vie d'Adéle: Una odisea de autodescubrimiento de tres horas de duración donde el espectador es partícipe del despertar de la joven Adéle a la vida. Demoledoramente auténtica, la película de Abdellatif Kechiche emociona y golpea con las fuertísimas escenas entre sus protagonistas, las hermosas Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, quienes presentan una química más que envidiable.


 Número 1 - 12 Years a Slave: Demoledora y cruel pero esperanzadora e iluminadora al mismo tiempo, la gran ganadora del öscar a Mejor Película de 2013 se hace un hueco en la lista de las mejores del año gracias al feroz testimonio de esclavitud y discriminación que creó Steve McQueen. Es un trago muy amargo, pero de visionado obligatorio para nunca olvidar las grandes injusticias y miserias que puede cometer el ser humano.


 Top Ten 2014

 Número 10 - Edge of Tomorrow: Una película de acción de Tom Cruise que no es una saga ni es secuela que no sólo es buena, sino muy buena y por demás entretenida, ¿se la esperaban? Imposible. Con cada minuto que pasa, el film de Doug Liman se vuelve más y más demoledor, gracias al carisma de Cruise y a la nueva heroína de acción en la piel de Emily Blunt, y a una trama que toma elementos ya utilizados en el cine y los acomoda para el mayor disfrute del espectador. Una bomba.


 Número 9 - The LEGO Movie: Si bien Frozen rompió muchas convenciones de Disney, Phil Lord y Christopher Miller deconstruyeron las concepciones conocidas de la aventura animada y le dieron un sello original impactante, que transforma lo que podría haber sido un mero comercial extendido de la marca de juguetes en un festín de autoreferencias y parodias espectacular. ¡Todo es increíble!


 Número 8 - Interstellar: A Christopher Nolan no le bastaba con confundirnos con Inception, así que agarró las inconmensurables ideas de la relatividad y la gravedad, y las subió a bordo para un viaje especial fuera de esta galaxia. Es inevitable entonces enfrentar estas nociones físicas y cuánticas que dejaron a más de uno rascándose la cabeza en estado de confusión con las emociones humanas más palpables, y el resultado de eso es Interestellar, un viaje homérico que aturde y emociona, con un fantástico elenco comandado por Matthew McConaughey y ensalzado por la banda de sonido de Hans Zimmer en su estado más filoso. Puede no gustarle a todo el mundo, pero la experiencia de temerle al espacio exterior es irrepetible.


 Número 7 - Dawn of the Planet of the Apes: Cuando quiere, Hoyllwood puede hacer no sólo decentes secuelas, sino enormes. Es el caso de film de Matt Reeves, ese señor que no para de hacer películas excelentes - léase Cloverfield y Let me In como ejemplos- y que agarra a los simios y les da más dimensionalidad que los humanos. Eso, y que la tecnología digital sigue sorprendiendo y los monos se ven más reales que nunca. Un blockbuster diferente, y lo celebramos por eso mismo.


 Número 6 - The Great Hotel Budapest: Mi inmersión al mundo colorido y vívido de Wes Anderson por primera vez no podría haber sido más auspiciosa que con esta disparatada historia rellena de personajes dinámicos e hilarantes, con una trama estrambótica y rebosante de humor y alma. Una joyita que vale la pena destacar.


 Número 5 - Her: Nunca en mi vida me hubiese esperado que el romance entre un hombre y una computadora sea una de las historias más románticas que haya visto en el cine. Spike Jonze no es extraño a historias extravagantes, y con la empatía de Joaquin Phoenix y la turgente voz de Scarlett Johansson pudo lograr hacer lagrimear hasta al más rudo. Tan inesperada como hermosa.


 Número 4 - Nightcrawler: Gracias al debut como director de Tony Gilroy es que tenemos el mejor trabajo de Jake Gyllenhaal en la pantalla grande, en la piel de Louis Bloom, un sociópata que no tiene mejor idea que comenzar a registrar las primicias de accidentes en una ciudad tan oscura como su protagonista. Sádica, perversa y moralmente negra, Nightcrawler es una lacerante crítica a los medios de comunicación y su avidez de noticias frescas, aunque involucre la muerte, de alguna u otra manera. Escalofriantemente estremecedora y totalmente cínica.


 Número 3 - Relatos Salvajes: El éxito comercial y de crítica argentino no sólo esparció su humorística violencia a través del país, sino que enamoró al público extranjero, y no es para menos. Seis historias donde el eje catártico de la violencia toma presa a los personajes y no los suelta hasta que no hayan librado todo las frustraciones que cargan al hombro. Con un elenco que reune a los mejores actores del país, y un director tan puntilloso como Damián Szifrón, su regreso a las


 Número 2 - Gone Girl: Si alguien podía y debía adaptar la excelente novela de Gillian Flynn, ése era David Fincher. Oscura, retorcida, y sutilmente cómica, la adaptación del bestseller tiene uno de los mejores personajes del año, en la piel de la gélida Amy Dunne de Rosamund Pike, tan misteriosa como elusiva, y compromete al espectador con una discusión posterior que incinerará a más de una pareja. Imposible no caer a los pies del thriller del año.


 Número 1 - Boyhood:  No sólo Richard Linklater tardó doce años en construir su visión de la vida de un jovencito, sino que además creó una de las historias más enternecedoras y realistas del año. Como no podía ser de otra forma y como ya lo demostró en su trilogía Before..., Linklater narra el crecimiento del joven Mason a través de los años, viendo como un hogar fragmentado sale a flote gracias a un pilar tan fuerte como su madre, una valerosa y enorme Patricia Arquette. Mas allá del mérito de tener la paciencia suficiente para armar año tras año los fragmentos de la vida de Mason, la historia que encierra Boyhood es mágica por donde se la vea.

Han quedado muchas películas atrás, pero creo que las elegidas son un gran vistazo al año que nos está dejando, y deja su huella en cada una de las películas que llegaron. Los invito entonces a discutir en los comentarios si están de acuerdo con los listados, cuáles agregarían, y cuales sacarían. ¡Hasta el 2015!