jueves, 3 de septiembre de 2015

Te Sigue (It Follows)

Año: 2014.
Género: Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 100 minutos.
Dirección: David Robert Mitchell.
Intérpretes: Maika Monroe, Keir Gilchrist, Lili Sepe, Olivia Luccardi, Daniel Zovatto, Jake Weary.


"Para Jay, una adolescente de 19 años, el próximo otoño debía estar plagado de jornada de escuela, chicos y fines de semana en el lago. Pero luego de un encuentro sexual aparentemente inocente, Jay comienza a tener extrañas visiones y la ineludible sensación de que alguien o algo la está siguiendo. Frente a esta carga, Jay y sus amigos deben encontrar una manera de escapar de los horrores que parecen estar sólo unos pasos detrás."

No quería creerlo, pero en la carterlera argentina, es una locura que cada semana haya un estreno de terror. La cantidad ingente de películas del género que se estrenan es apabullante, y su dudosa calidad le han dejado al género un regusto amargo, una mancha que es difícil que se le vaya prontamente. Por eso es que el estreno de It Follows se siente como un pilar fundamental en la historia reciente del cine de terror. Son tantos los fiascos que la rodean que el film de David Robert Mitchell sobresale entre la multitud y constituye una verdadera bocanada de aire fresco.

It Follows es una verdadera pesadilla, y una pesadilla con estilo si vamos al caso. Toda su construcción es un claro homenaje al cine de terror de los años '80, desde la estética hasta la maravillosa y ominosa música de fondo, cortesía del genial compositor Disasterpeace. Básicamente, es como si la inmortal Halloween de John Carpenter tuviese a un Michael Myers (casi) invisible y transmitido vía interacción sexual. Es una locura, un concepto escabroso y maravilloso al mismo tiempo. Es una fuerza sobrenatural que persigue constantemente y no se cansa nunca, no se detiene por nada. Hacía ratos que no veía un concepto tan agradable y fresco, y puedo exagerar un poco, pero desde Final Destination que no me sentía tan angustiado por un villano que aceche de tal manera.

La premisa es tan simple como aterradora, y poco a poco se va develando el misterio y la mitología detrás de este ente malévolo. Quizás no haya mucho que develar, pero allá donde vaya Jay, la protagonista, ahí es donde va la cámara y con ella, el espectador. No sabemos mucho, pero el misterio de no saber y tener apenas un atisbo a las reglas generales sobre como manejar la situación hace que la acción sea tan desesperante y angustiante. No ayuda tampoco que la inocencia e ingenuidad de la Jay de Maika Monroe transmita tanto, y que su problema se translade tan bien al espectador hasta el punto de que su miseria sea la nuestra.

Quizás It Follows no sea una película de terror al ciento por ciento, sino mas bien un drama, un thriller sobrenatural, pero su densidad y su oscuridad son tan palpables que la convierten en una pesadilla hecha y derecha. Eso sí: no es una película convencional, sino un producto inteligente que no necesita sustos de cartón para calar hondo el la psiquis del espectador. Pero, por una vez en la vida, es satisfactorio saber que una película de género no se rie del espectador, sino que lo hace partícipe de sus recovecos oscuros y lo premia con una historia inteligente y memorable.

 Calificación: A-