viernes, 8 de abril de 2016

Yo vi al Diablo (Visions)

Año: 2015.
Género: Horror - Thriller.
País: Estados Unidos.
Duración: 82 minutos.
Dirección: Kevin Greutert.
Intérpretes: Isla Fisher, Anson Mount, Gillian Jacobs, Joanna Cassidy, Eva Longoria, Jim Parsons, Bryce Johnson.

"Luego de mudarse a un viñedo para empezar una nueva vida con su marido, una mujer embarazada comienza a experimentar terroríficas visiones."

 Me da pena que la carrera de Kevin Greutert se haya estancado en películas de horror demasiado convencionales. Editor de casi toda la saga Saw - exceptuando la fantástica Saw VI y la terrible Saw 3D, donde ocupó la silla de director - con su anterior película Jessabelle refritó muchos lugares comunes del género, y no le escapa a esos mismos lugares en Visions.

 Comercialmente estrenada con el soso título Yo vi al Diablo, que dicho sea de paso nada tiene que ver en la trama, Visions sigue a Eveleigh, una mujer que luego de un terrible accidente de auto - otra coincidencia con la anterior película de Greutert, un accidente que dispara la trama - elige reacer su vida con su marido reabriendo un viñedo en California. Dicha casa tiene un horrible secreto que acecha a Eveleigh en cada rincón, y con los estados alterados debido a un embarazo, las visiones del título original pueden ser producto de los desbalances hormonales de la protagonista... o no. El guión de Lucas Sussman y L.D. Goffigan explora todas las avenidas posibles, y le da poco y nada que hacer a una Isla Fisher desacostumbrada al horror pero aún así lo mejor de la película. Todas las situaciones son muy convencionales, tanto que pueden llegar a aburrir, exceptuando algún que otro susto salido de la nada.

 Con una escueta duración de 82 minutos, con títulos de crédito y todo, es raro que durante casi toda la película casi no haya escenas memorables y aún así se sienta larga. Desde la silla de edición, Greutert debe haber intentado hacer maravillas con la película para hacerla más coherente, pero aún así se la nota aburrida. El elenco secundario no ayuda prácticamente en nada, y hasta las pequeñas participaciones de Jim Parsons y Eva Longoria son eso, participaciones. Anson Mount y Gillian Jacobs tienen más carne de guión para masticar, pero hasta cierto punto.

Lo que rescata del olvido a Visions es su acto final. Hay dos grandes revelaciones en dicho tramo, una demasiado original para un envoltorio tan mediocre, y la otra un robo a mano armada a una de las grandes películas de la corriente del Cine Francés Extremista de hace unos años. No quiero mencionar esa película porque el que la vio inmediatamente sabrá el giro en Visions, y esa no es mi intención, pero las aguas no convencionales que remueve el guión con respecto a las visiones se ven ennegrecidas por esa segunda revelación robada a los franceses.

Visions tiene un par de escenas intensas, pero desperdigadas por todo tramos aburridos que malgastan un elenco sobrio, todos esperando al giro final para cobrar algo de sentido. No es lo peor del género, pero es casi más de lo mismo.

Calificación: C+