viernes, 29 de febrero de 2008

La Reina del Sur


Una vez terminado de leerlo, te toque profundamente o te deje con un sabor amargo en la boca, "La Reina del Sur" no va a dejarte indiferente.
Es que la novela es un crudo relato de como una muchacha mexicana de un momento a otro tiene que correr por su vida al saber que su novio fue asesinado y que estaba involucrado con un cártel de la droga mexicano. Una vez que se exilia a España comienza una trepidante carrera cuesta arriba en un mundo en el que sólo los hombres-hasta ese momento- mandaban: el de la droga.
Toda la narración es el sufrimiento de esta mujer, una mujer excepcional llamada Teresa Mendoza en un camino que no es exactamente el que ella buscaba y del que esperaba vivir el resto de su vida. En este sentido, Arturo Pérez-Reverte es magnífico relatándonos la historia de Teresa, con todos sus modismos y vocabularios mexicanos, y de los personajes que la acompañan a lo largo de la novela. También las descripciones de la venta de droga en el mar, todo ese tramo de la novela creo que es perfecto.Todo bien hasta acá.
Lo que le encuentro difícil al libro es esos cambios repentinos de narración que tiene, como por ejemplo en un momento Teresa narra la historia, después un escritor de la biografía de Teresa (que claramente es Arturo Pérez-Reverte), y luego un personaje que es entrevistado acerca de Teresa y su vida de narcotraficante. Es un poco confuso hasta que te acostumbras.
Otro problema es que algunas partes son muy tediosas hasta el aburrimiento.
Sin embargo, "La Reina del Sur" es una excelente novela que retrata como nadie las vivencias entre las drogas y su posterior venta masiva. Aunque el libro termine estrepitosamente y te deja con un sabor de boca amargo. Casi como el tequila religioso que toman los personajes del libro.

2 comentarios:

Hugo dijo...

Nunca me pude conectar con Reverte. Me aburre demasiado. Tiene buenas propuetas pero a mi no me engancha como escribe. La saga del Capitan Alatriste me parece un bodrio y la película fue todavía peor.
Borges decía que cuando no te engancha un libro, no importa lo importante que sea el escritor, cerralo y busca otro. No hay que leer nada forzado. Eso lo aplico a Reverte, simplemente no hubo conexión.

lizquies dijo...

Leí hace poco el libro, y aunque no ha sido el libro de mi vida, ha conseguido lo que muchos de los libros de Reverte consiguen en mi, introducirme en un mundo nuevo.

Me ha gustado la historia, entre la realidad y la ficción, làstima que al final peca demasiado de ficción