lunes, 23 de agosto de 2010

La Cúpula (Under the Dome)

"Un tranquilo día de otoño la ciudad de Chester's Mill queda inexplicable y repentinamente aislada del resto del mundo por un campo de fuerza invisible. Los aviones se estrellan y caen del cielo consumiéndose entre llamas, la gente corre sin rumbo por el pueblo vecino al verse separada de sus familias y los coches estallan al impactar contra el muro invisible. Nadie consigue comprender cuál es la naturaleza de la barrera, ni su procedencia, ni cómo ha llegado hasta allí, ni si algún día desaparecerá.
Dale Barbara, un desilusionado veterano de la guerra del Golfo reconvertido en un mediocre cocinero; Julia Shumway, la directora del periódico local; y un grupo de skateboarders adolescentes lucharán para descubrir el misterio de la cúpula. Sin embargo, en el otro bando se encuentran el gran Jim Rennie, segundo concejal de Chester's Mill, un hombre corrupto y sin escrúpulos dispuesto a todo para tomar las riendas del poder, y su hijo, que oculta un terrible secreto en una oscura despensa. Pero su adversario principal es la propia cúpula. Porque el tiempo no es infinito. El tiempo corre e irremediablemente se acaba..."

Realmente esperá bastante leer la última obra de Stephen King, y la espera valió la pena. Me tomó un mes exacto terminar de leer y asimilar las casi 1100 páginas con las que cuenta el libro, una extensión nada despreciable dado que las mejores y más recordadas historias de autor suelen tener muchas páginas (tal es el caso de It y El Apocalipsis, dos novelas icónicas y excelentes en sus temáticas) Una de las mejores cosas del la novela es que retoma al King que había quedado atrás hace años, ese King sangriento e inmisericorde que se deja ver ya en las primeras páginas y a lo largo de la historia en diferentes puntos.
Lo perfecto (y más irónico) de recuperar a este Sanguinario King es que toma la violencia perpetrada es a causa de el mayor punto en común que el autor quiso resaltar: la idea de cómo reaccionan las personas cuando son repentinamente separadas de la sociedad a la que siempre han pertenecido.

Por ese lado, uno de los mayores triunfos es poblar a la historia con más de 50 personajes, tanto primarios, como secundarios y terciarios; cada personaje tiene un momento de gloria, en el cual la trama se enfoca en él ó ella y continúa hasta cerrar su historia o complementar la línea argumental principal. Incluso en cierto momento se permite el lujo de darle el punto de vista al perro de uno de los protagonistas. Es genuinamente interesante. Hasta cierto punto, se da el lujo de mencionar previos trabajos suyos y muchos guiños que los lectores atentos sabrán localizar.

Muchos habrán notado la similitud de la novela con la trama de The Simpsons Movie; en un principio yo también jugué con esa idea, pero Stephen lleva la historia más allá y lo vuelve un escalofriante relato de supervivencia - el más apto solamente sobrevivirá-. A lo largo de la novela, el argumento Bien contra el Mal (que se vio perfectamente plasmado en El Apocalipsis) hace entrada en el juego; pensé que la historia se iba a repetir, pero casi veinte años después, King mimetizó La Cúpula y a sus personajes y acá no está en juego el Bien vs. el Mal - todas son personas con ideales diferentes de lo que es la correcto y lo incorrecto, algunos más crédulos y manejables que otros, pero es finalmente la urgencia de unos por cobrar control por sobre otros que los hacen hacer lo que hace por poder y codicia - en definitiva, la propia naturaleza humana en su estado más crudo e inimaginable posible. A King sólo le basta una semana de encierro para estar personas para volverlos lo menos humanos posibles. Es sorprendente.

Los personajes centrales son pocos pero muy relevantes: el capitán Dale Barbara, Barbie para los conocidos, es el good guy de turno; Julia Shumway es la reportera cuarentona del pueblo (y no se porqué me la imaginé todo el tiempo como una Courtney Cox) y una parte vital en los acontecimientos que le siguen; pero sin lugar a dudas, el mejor personajes, el más delineado es el de Big Jim Rennie, el hombre que mueve todos los hilos dentro del pueblo y que al menor atisbo de que el pueblo está a su merced, hace lo que sea (LO QUE SEA) para controlarlo, motivado por su amor y proefesión a Dios. No sé porqué será, pero siempre los personajes malos le sientan mucho mejor al autor. Hay muchos más personajes en juego y todos con motivaciones diferentes (como Junior Rennie, el sádico y perturbado hijo de Rennie, Rusty Everett, un doctor en proceso en el pueblo, y muchos más) pero los dejo para que descubran cada uno a todos los personajes.

La novela es un gran drama humano que tiene muchos carices y puntos de vista diferentes. Es poner a un grupo de gente en tal situación y ver cómo se comportan frente al caos y la desesperanza; y acá me adentro al punto que hizo a la novela bajar un poco de su puntuación excelente: el porqué de La Cúpula, el verdadero martirio, tiene respuesta, pero es una respuesta tan mañida y loca pero también utilizada en otro(s) libros del autor que me hizo desestimar un poco toda la trama. Pero igual no le quita todo el peso que ya venía cargando desde antes la novela.

La Cúpula es una obra colosal en el historial de Stephen King; hace rato que no teníamos una novela de el así, alejada un poco de todo el drama psicológico que nos entregó en los últimos años. Capta la esencia de todos los detalles que hicieron al autor grande y un nombre importante en la literatura contemporánea. Realmente me alegro que se haya puesto nuevamente en forma con esta novela (no es que no lo haya estado antes, pero el fector Sangre se extrañaba en sus libros!)

Calificación: Muy Bueno

4 comentarios:

MM Martin Morales dijo...

Gracias por la recomendación, el otro dia pase por una libreria, lo vi y me llamo la atención, me recordo mucho a la peli de los simpsons, aunque seguramente no tiene nada que ver. Lo comprare y lo leere, me encanta king, salvo por los ultimos. Lo malo es que está bastante caro, de 100 a 150 pesos tapa dura. Donde lo compraste Luck? Un saludo

tokig dijo...

Le llevo muchas ganas a este libro, pues me encanta King, pero aún no lo he visto aca en Colombia, ojalá aparezca pronto...

saludos

Emepol dijo...

Gracias por la recomendación. Le tengo bastantes ganas a este libro...

Sarah dijo...

Y hay que ver como "Sangre" es algo que no falta en este libro. Crudeza, locura, ansiedad, terror, es una joya. Amé el titulo de uno de sus capitulos "Sangre por todas partes".