sábado, 16 de abril de 2011

Enredados (Tangled)

Año: 2010.
Género: Animación/Aventuras.
País: Estados Unidos.
Duración: 100 minutos.
Dirección: Nathan Greno y Byron Howard.
Intérpretes: Mandy Moore, Zachary Levi, Donna Murphy, Ron Pearlman, M.C. Gainey.

"Cuando el más buscado y encantador bandido del reino, Flynn Rider, se esconde en una misteriosa torre, es tomado de rehén por Rapunzel, una bella y vivaz adolescente con una cabellera dorada de 21 metros de largo, que está encerrada en la torre. 
 Entonces, la singular captora, buscando el pasaporte que la saque del encierro donde ha permanecido durante años, sella un pacto con el guapo ladrón. Así es como el dúo se lanza a una travesía llena de acción, con un caballo súper-policía, un camaleón sobreprotector y una ruda pandilla de matones."

Los de Disney conocen la fórmula del éxito. Con una exitosa carrera comenzada en 1937 con Blancanieves y los Siete Enanitos, y tras 49 películas después, se han cimentado en la industria de la animación como una de las corporaciones más entrañables en lo que a películas para toda la familia se refiere. Con la llegada de su 50ma película han tirado la casa por la ventana y Enredados es un magnífico ejemplo de cómo una aparente fábula con los mismos ingredientes de siempre puede seguir estando vigente en estos tiempos.


Rapunzel, la chica del pelo rubio larguísimo, permanece encerrada en una torre forzada por Gothel, una mujer que la utiliza (sin que ella lo sepa) para conservar su juventud debido a los poderes mágicos que posee su cabello. Impedida de visitar el mundo exterior, la joven Rapunzel añora el día en el que finalmente su vida comience... hasta que se topa con el carismático ladrón Flynn Rider, y la vida de ambos cambiará para siempre. Como ven, la historia no se desvía tanto del típico planteamiento de la princesa que conoce al bello caco de guante blanco y próximamente comienzan una aventura llena de aliados, villanos y otros etcéteras. No hay novedades en el panteón de las grandes historias fabulescas, aunque Enredados no intenta para nada escaparle a las convenciones del género, sino que es amolda perfectamente en la categoría que por derecho le pertenece: hay aventura, hay romance, hay comedia, y los tres ejes mencionados se combinan sin sobrepasarse ni tampoco caer en el ridículo y lo grotesco, como bien lo hacen otras películas para chicos, que recurren a lo escatológico antes que a lo ingenioso.

Sí, en cambio, trabaja con el material a su disposición y gracias a sus más que soberbiamente construídos personajes la película sale adelante grácilmente; ni los villanos son tan villanos ni los buenos son tan ingenuos sino que hay un perfecto balance que funciona como un engranaje aceitado. Gracias a las geniales voces del elenco, Mandy Moore y Zachary Levi dan vida a Rapunzel y Flynn de una manera estupenda, y con el tono de sus voces van construyendo estos personajes realmente preciosos, dimensionándolos y acercándolos a los espectadores de una manera bien cálida. El papel de villana, con la voz de Donna Murphy, también encaja en el reparto, y si bien no es tan memorable como otras villanas, hace un correcto trabajo. Si sumamos a todo esto que los mismos actores prestaron sus voces para las canciones, más credito se merecen, en especial Mandy Moore, que habiendo experimentado con la música y estando bastante más exigida que sus compañeros, cumple con creces (y tiene una voz divina, por cierto)


Más allá de la historia y más allá del elenco se encuentra el excelente trabajo de producción y animación que Enredados tiene encima. Lejos, es el mejor aspecto de la película. Utilizando el modelado por computadora, los directores Nathan Greno y Byron Howard decidieron darle un toque distintivo a su película para que todo el film luciera como si de una pintura se tratase. Han salido airosos, y tras inventar un sistema totalmente nuevo para satisfacer las necesidades de este aspecto tan buscado, su película luce brillante, atractiva, bien definida, y realmente es un caramelo visual. Tardaron un tiempo, pero es un tiempo que les ha rendido sus frutos, porque Enredados parece un cuadro en movimiento, como esas fotos en el mundo de Harry Potter, ¿vieron?

 Este particular sistema también le dio una dimensión completamente disfrutable a la película, y la animación luce maravillosa, y los personajes secundarios, llenos de vida (me gustaría muchísimo tener un camaleón como Pascal, y un caballo como Maximus - ambos se roban varias escenas -) El punto cúlmine de esta soberbia animación es la liberación de las lamparas en el cielo, que nos deja con una de las imágenes mas bellas y absorbentes del film.
 Otro detalle en particular es que no hay un exceso de canciones en la película, sino que son cinco o seis los momentos musicales que se acoplan perfectamente a la trama y a la moraleja de la historia. Gran trabajo de Alan Menken, por cierto (lo recordarán gracias a la banda de sonido de La Sirenita, La Bella y la Bestia, Pocahontas y muchas otras más)

Enredados es terriblemente disfrutable de cabo a rabo, presentando uns historia simple pero elevada gracias a su gama de personajes increíbles y el gran, gran trabajo de animación que lleva a cuestas. Así, Disney festeja su qunquagésima película a todo trapo.


Calificación: A