sábado, 31 de diciembre de 2011

¡Ciao 2011!

 Otro año más que se nos escapó volando. No puedo creer que ya estemos en el último día de 2011, los días se me escaparon de las manos prácticamente.

2011 fue un año raro para mí. Raro porque no lo sentí tan combativo para conmigo como lo fue el 2010, y aunque tuve tropezones fueron los menos que los más. Tuve momentos imperdibles así como tuve momentos tristes de despedidas que no me hubieran gustado hacer, pero como ya le dije a esa personita tan especial para mí, 'No te vas de esta serie que es mi vida, vas a hacer apariciones especiales'.

  Personalmente, creo que avancé un poco más y no me veo tan fracasado como el año pasado, creo que logré un par de cosas por las que estoy orgulloso de haber invertido tiempo y esfuerzo, y sé que en el futuro me reportarán igual o más felicidad y placer que lo que ya lo hacen. Estoy orgulloso, por ejemplo, de participar de la plantilla de escritores que posee Cinéfiloz, una plataforma de cine que poco a poco creó un mosaico étnico y me conectó con gente de otros países. Día a día la página va creciendo y cada vez nos visita más gente: algo bien debemos estar haciendo. Desde ya, le agradezco enormemente a Manu por haberme permitido trabajar codo a codo (virtualmente) con él y por confiar en mí.

 Plano universidad: en un momento en el que creía que iba a tirar todo por la borda, las cosas mejoraron. Mea culpa, no voy a decir que trabajé duro para lograrlo, sino que algunas fichas cayeron en su lugar y pude progresar. Ya sé que siempre prometo que voy a mejorar el año que viene, que voy a estudiar más, pero esta vez, I mean it, si no lo hago... Esto es go big or go home. Aunque me falta mi otra mitad para apoyarnos mutuamente todos los días, estoy rodeados de compañeros y amigos extraodrinarios, así que juntos saldremos adelante.

 Me faltan pulir un par de detalles en mi vida personal, sé que en algún momento lo tendré que hacer, pero todo a su tiempo, ya va a llegar, no desespero. Bueno, sí, mis amigos no me dejan mentir, he desesperado un poco durante el año, pero es la sal de la vida, ¿no?

Y acá estoy, pensando previamente 'No, no voy a escribir un último adiós al 2011' pero lo hice, y me descargué de lo lindo. ¡Gracias 2011, no te extrañaremos (tanto)! Ahora recibamos con un abrazo al 2012 y todos los misterios y sorpresas que nos trae.

SEE YA IN 2012!