lunes, 30 de abril de 2012

Poder Sin Límites (Chronicle)

Año: 2012.
Género: Ciencia Ficción.
País: Reino Unido - Estados Unidos.
Duración: 84 minutos.
Dirección: Josh Trank.
Intérpretes: Dane DeHaan, Alex Russell, Michael B. Jordan, Michael Kelly, Ashley Hinshaw, Bo Petersen.

"Tres estudiantes de secundaria realizan un increible descubrimiento que les permite desarrollar poderes más allá de su propia comprensión. Aún cuando comienzan a controlar sus poderes y empezar a usarlos para su ventaja, sus vidas pronto se salen de control ya que la parte oscura de estos poderes comienza a apoderarse de la situación."

 La dupla joven de Josh Trank (ésta es su primera película) y Max Landis (hijo del célebre director John Landis - An American Werewolf in London) probó suerte combinando el subgénero cámara en mano (tan popular y criticado por estos días) con la línea fantástica de los superpoderes, creando así Chronicle, una película de bajo presupuesto pero con buenas ideas que convence, a pesar de volverse un tanto mañida luego de un rato.

 Chronicle comienza presentándonos la dura vida de Andrew, un joven que no la está pasando nada bien: su madre está postrada en la cama, en estado casi terminal, su padre alcohólico poco y nada puede hacer para aliviar a su esposa, por lo que descarga su frustración con su antisocial y retrotraído hijo. El único que esta ahí para él es su primo Matt, quien intenta apoyarlo en todo, incluso cuando su primo comienza a grabar todo con una nueva cámara. La noche que todo cambia, en una fiesta en las afueras de la ciudad, Andrew y Matt se unen al popular Steve para investigar un hoyo en el suelo en los alrededores de donde la fiesta está teniendo lugar. Que sí, que no, finalmente los tres jóvenes descienden y lo que encuentran les cambiará la vida para siempre...

 Difícilmente Chronicle está diseñada para contestar todas las preguntas que plantea, como el verdadero origen de lo que encuentran ahí debajo que hace que pronto empiecen a desarrollar superpoderes, sino que se encarga de mostrar cómo estos chicos comienzan a lidiar con algo que parecía imposible y hasta surreal de pensar, y las consecuencias de sus actos, primero de una manera burlona  y picaresca, para ir enturbiando el ambiente a causa de la inestabilidad de uno los miembros del trío.

 La historia que presenta la película no es nada original, pero la suma de sus partes está tan bien conducida que es casi imposible aburrirse al verla, sobre todo porque su duración es bastant acotada pero le sirve para contar la historia con holgura. El guión de Trank & Landis corporiza muy bien a sus protagonistas, creando una buena relación entre ellos y con el resto de los secundarios que los rodean. Hay que aplaudir el papel de Dane DeHann, quien se roba la película como el tímido Andrew; aunque ya llegados al final de la cinta su personaje tenga momentos inexplicables dentro de su descontrolada furia (problemas del guión, suponemos) DeHaan no baja nunca el nivel de su potencia actoral.

 El mérito mayor recae en el director Josh Trank, que con un presupuesto ínfimo para una película de esta temática logró dirigir un film sorprendente y de calidad; por supuesto, a los efectos especiales si uno los mira de cerca descubre su truco (mucha pantalla verde, digamos) pero la habilidad de Trank para esconderlos, camuflarlos, es digna de un director en ascenso. No por nada Sony ya lo está acercando para dirigir el reboot de Fantastic Four o el spin-off Venom.

 Chronicle es una interesante visión sobre la (ir)responsabilidad que conlleva tener superpoderes; difícilmente se convierta en una obra de culto, pero es una película entretenida que duro lo justo y necesario para contar su historia y generar un debate luego de su visionado.


 Calificación: B+

1 comentario:

Bella dijo...

La vimos en el cine en su momento, nos gustó mucho porque en ella se plantea de forma bastante realista qué pasaría si una persona "normal" de repente deja de serlo y tiene poderes. No todos son Tony Stark ni Steve Rogers :)