sábado, 9 de enero de 2010

Déjame Entrar

"Oskar, de doce años, vive con su madre en un suburbio de Estocolmo. Es un niño solitario, adicto a las golosinas, y con una curiosa afición: colecciona recortes de prensa sobre casos de asesinatos atroces. Sus compañeros de clase se burlan de él y lo someten a un acoso del que se ve incapaz de escapar.
Un día aparece en el barrio una nueva vecina, Eli, una enigmática niña de su edad, que huele raro, nunca siente frío y tiene canas. Oskar no puede evitar sentirse fascinado por ella y se vuelven inseparables. Coincidiendo con la llegada de Eli, se produce una oleada de asesinatos espantosos y sucesos extraños que tienen desconcertada a la policía local.
Todo apunta a un asesino en serie. Nada más lejos de la realidad.
"

¿Que más se puede decir que no se haya dicho ( o visto) ya en la increíble y hermosa 'Let the Right One In'? Teniendo en cuenta que el mismo auto del libro, John Ajvide Lindqvist, fue el guionista del film, en las páginas tenemos la misma esencia que fue transferida a la pantalla grande pero con algunos retoques y la expansión de otros temas.

Si bien el film remueve a los personajes secundarios y sus relatos para dar mayor foco a la pareja protagonista, en el libro se hace hincapié en la misera humana de los otros personajes, dando más trasfondo a los amigos que se juntan el el bar pro las noches, un joven que se enfrenta a la realidad de que su madre tenga un novio policía tras la muerte de su marido, y el punto mas álgido de la novela, el tener en Håkan un tema demasiado morboso y preocupante que de haber estado en la película no habría gustado a todos por lo atroz del contexto.

Håkan es un pedófilo, y por momentos me dio asco y tuve que cerrar el libro por un pasaje en particular, que ocurre un un baño público e involucra a un niño de 9 años. En ese punto, me pregunté que tan mal de la cabeza estaba el autor...
Y no se queda sólo ahí, sino que en un momento crucial de la trama, y haciendo gala de un acto totalmente sacado del film, el camino de Håkan prosigue de una manera muy oscura y pesadillezca.

Casi la mayor parte de la novela transcurre tal cual se vio en el film, y para el que no lo vio y lee el libro primero, corra a ver la película que es excelente. Pocas veces sucede el hecho de recomendar sendas obras de arte por efecto de lo que logró la otra, ¡no?

Una de las cosas que más me asombró fue la revelación de Eli, que no voy a comentar aquí mayormente; una vez que la ficha cae, golpea con toda contundencia, haciendo que cambie totalmente la perspectiva hasta ahora del personaje, si bien el origen de ello no está tan bien explicado ya que involucra una escena onírica, y mal llevada.

En general, fue como ver la película nuevamente, con la excepción de la ampliación de las historias secundarias, Håkan específicamente, y precenciar la locura en la que se encuentra sumergida John Ajvide Lindqvist, sin duda alguna.

Si viste la película, corré a buscar el libro; si leíste el libro, corré a buscar la película. Son así de buenas ambas...

Calificación: Muy Buena

2 comentarios:

Davo Valdés dijo...

Lo vi hace poco, me convenciste para comprarlo y leerlo.
Saludos.

Bella dijo...

Voy a conseguirlo!