sábado, 24 de enero de 2009

Luna Nueva

"La fascinante relación entre la adolescente Bella y el irresistible vampiro Edward, mezcla perfecta de romance e intriga, se enfrentará a nuevos obstáculos, incluyendo una dolorosa separación, la misteriosa presencia de lobos rondando en los bosques de Forks, la terrorífica amenaza de una vampiresa vengativa y un encuentro deliciosamente siniestro con la familia de vampiros que reina en Italia, los Vulturi."

La siguiente reseña tiene ligeros spoilers

Un un principio debo decir que "Luna Nueva" no supera lo que fue la grata sorpresa de "Crepúsculo", aunque tiene muy buenos momentos e incorpora un detalle mitológico más a la trama que le da un toque muy especial.
La trama comienza con el cumpleaños de Bella, más feliz imposible, pero todo se transtoca en tragedia cuando accidentalmente desata la sed de sangre de uno de los Cullen. Apenado y preocupado por la vida de Bella, Edward decide mentirle y decirle a Bella que ya no la ama, para poder protegerla. Esto le causa una severa depresión, que hará de Bella una persona infeliz, hasta que encuentra consuelo en los brazos de su amigo Jacob Black.

De entrada tengo que contar que aquellos que les gustó la pareja en el libro anterior, en este tomo las cosas no se van a desarrollar tan fácilmente, incluso el personaje de Edward aparece en tres capítulos al principio y varios al final: lo digo claro, desaparece por la mayoría de la trama. Todo esto para darle lugar a la relación entre Bella y Jacob, que es interesante pero no es lo mismo. Segundo, los vampiros dan paso a los hombres-lobo, que realmente encajan soberbiamente en la trama, y por supuesto, tienen una vuelta de tuerca como la autora hizo con los vampiros.

Igual me tengo que quejar de que este libro se convirtió en un drama muy "Beverly Hills 90210", siendo Bella por momentos tremendamente molesta convertida en un muerto viviente apenada por la partida de su amado (me sacó de quicio por momentos) y sus roces con Jacob, que resultó un buen personaje después de todo. Igual Bella se resarce ella misma teniendo reflexiones muy buenas (cuando se entera de los hombres-lobo es un genial momento, aunque algo tonto que se entere por un sueño).

La acción, como en el anterior libro, sucede promediando el final del libro (y tras una ligera sorpresa producto de un "teléfono descompuesto" que hacen los personajes) y que sirve como disparador para que la aventura se vaya hasta Italia, donde aparecerán en escena una ancestral familia de vampiros que darán un veredicto bastante importante sobre Bella. Por supuesto, hay misterio y acción entre medio, cortesía de la manada de licántropos, que resulta muy amena de leer.
De a poco también se van seleccionando a los personajes favoritos en la historia, el mío es Alice Cullen (ya que Bella descendió unas posiciones por su histeria exacerbada en este tomo).

La autora se inspiró especialmente para "Luna Nueva" en Romeo & Julieta, que se menciona en la trama, y que también guarda similitudes con aquella novela de Shakespeare; por supuesto, la novela es nuevamente es narrada en primera persona por Bella, así que vuelve todo lo que les gustó o no de la forma narrativa de la anterior novela.

Dejando paso a "Eclipse" y sin ser mejor que el anterior, "Luna Nueva" satisface y atrapa a la vez con esta interesante historia de amor platónico.

2 comentarios:

arwën dijo...

¡¡Maldita sea la economía argentina que no me permite comprar todos los libros que quisiera!!

El siguiente en mi lista de compras libreras, ya verás.

La Mascarada dijo...

A medio leer lo tengo!